23 mar. 2014

Why beauty matters #Arteenelcine

Primer domingo de la sección #Arteenelcine

Why beauty matters
Roger Scruton para la BBC
2009

 

Roger Scruton, filósofo y escritor plasma en este documental la escasa presencia de la belleza en el arte del siglo XX. Scruton reivindica, desde una postura bastante conservadora, la restauración de la belleza a su posición tradicional en el mundo del arte, la arquitectura, la música y la vida en general. Durante el documental insiste en la poca importancia que se le ha dado a la belleza desde el siglo XX, a favor de la fealdad y la publicidad, hecho que nos conduce a lo que él denomina un "desierto espiritual" y a la pérdida del sentido de la vida.

 

Duchamp y su "Fuente" como reivindicación

Why beauty matters comienza indicando que, si en algún momento entre 1750 y 1930, se le hubiese preguntado a cualquier persona formada que describiera la finalidad de la poesía, el arte o la música todos habrían respondido: la belleza.

Sin embargo, en el siglo XX la belleza dejó de ser importante, y una parte del panorama artístico tuvo como objetivo perturbar y romper tabúes morales, hecho que se vio favorecido por una sociedad donde el objetivo era el yo, la fama, el dinero y el escándalo, por encima del concepto de belleza. Esto también se dio en la arquitectura, que desde ese momento se limitó a buscar la utilidad dejando de lado la belleza, resultando construcciones impersonales y volviendo "feo" nuestro entorno.

Scruton comienza hablando de "Fuente" el ready-made de Duchamp, donde en realidad, Duchamp no se manifestaba contra la belleza, sino que "Fuente" era un gesto satírico contra el esnobismo de la sociedad, pero fue interpretado como que desde ese momento cualquier cosa podía ser arte, desde una lata con excrementos a una pila de ladrillos. Duchamp lo único que hizo fue deshacerse del concepto creatividad, ya que él no intervino en su "Fuente". Por tanto, en aquel momento el arte abandona el estatus sagrado, ya no eleva a un estadio de valores morales o espirituales, el arte se convierte sólo en un acto, en un gesto. Se produce por tanto un culto a la fealdad, a lo perturbador, para ser arte, había que hacer algo perturbador y con impacto para triunfar. El máximo ejemplo de ello sería Damien Hirst.

En el documental Scruton visita a Michael Craig-Martin y Alexander Stoddart, dos artistas totalmente opuestos. Mientras el primero ha enseñado a los jóvenes artistas británicos en la corriente que inició Duchamp e indica que se quedó fascinado cuando vio la "Fuente" de Duchamp, Alexander es un escultor clásico que persigue la belleza con cada obra defendiendo el concepto de destreza técnica y de creatividad. Craig-Martin defiende la "Fuente" duchampiana indicando que su objetivo no era mostrar belleza, sin embargo, existe algo en esa obra que cautiva la imaginación y eso es lo que busca hacer el arte. El motivo por el que Duchamp presentó su "Fuente" era como reivindicación a la obsesión de la época por la técnica, la óptica, etc. él quería mostrar una obra que negase todo lo que la gente decía que debía tener el arte, es decir perturbarles y hacerles pensar que quizás, la cuestión central del arte se encuentra en algún otro lugar, más allá de la técnica o la belleza clásica.

Evidentemente Duchamp desconocía la repercusión que su acto tendría para el devenir del arte contemporáneo y cómo desde entonces el concepto "arte" se ampliaría cómo indica Craig-Martin "Creo que es importante decir que la noción de belleza ha sido extendida para incluir cosas que antes no estaban en esa categoría y esa es la función del arte, hacer que ciertas cosas que no eran consideradas como bellas hasta ese momento, pasen a serlo". 

Pero entonces, ¿qué engloba el arte? ¿Nos sirve el mismo término para hablar del "David" de Miguel Ángel y de latas con excrementos?

Dicen que el arte de hoy nos muestra el mundo tal y cómo es, el aquí y el ahora con todas sus imperfecciones, ¿pero el resultado es realmente "arte"? Estamos seguros que algo no es simplemente arte porque nos muestra un trozo de realidad, incluyendo su posible fealdad.


El concepto de creatividad

El arte necesita de la creatividad y la creatividad trata en cierto modo sobre el compartir, una invitación hacia los otros a ver el mundo tal y como el artista lo ve. Por ejemplo, encontramos belleza en el arte naif de los niños, donde expresan el mundo desde su perspectiva, compartiendo lo que sienten. Y algo de esa creatividad infantil subyace en las obras de arte genuinas. Vemos creatividad frente a la escultura original del "David" de Miguel Ángel, pero cuando vemos un molde de la figura de David en un jardín, no nos resulta bello ya que carece del ingrediente esencial, la creatividad.

Todas estas reflexiones sobre la belleza chocan en nuestra sociedad. Actualmente puede parecer amenazante juzgar el gusto de otra persona, o incluso se pueden llegar a ofender ante la sugerencia de que hay una diferencia entre el buen y el mal gusto. Scruton reivindica por ello la búsqueda de la belleza frente a la obsesión que tenemos por el utilitarismo, en este sentido critica el hecho de que valoremos algo en función de su utilidad, porque entonces evidentemente la belleza acaba perdiendo, ¿cuál es el uso de la belleza? 


Nuevos cultos contemporáneos: a lo feo y a lo útil

Oscar Wilde dijo "Todo arte es absolutamente inútil", una observación que lanzó como alabanza, para él la Belleza era un valor más alto que la utilidad. Las personas necesitan cosas inútiles incluso aún más que las cosas útiles, por ejemplo ¿cuál es la utilidad del amor o la amistad? Lo mismo se aplicaría entonces a la belleza. 

Dado que hoy día la publicidad es mas importante que el arte, el arte trata de llamar nuestra atención como lo hace la publicidad, siendo descarado o escandaloso como la calavera de Hirst. Por ello el arte de hoy tiene como fin crear una marca incluso si no tiene ningún producto que vender excepto a ellos mismos (los artistas).

La belleza se encuentra por lo tanto a la deriva en dos direcciones
: mediante el culto a lo feo en las artes y mediante el culto a la utilidad en la vida cotidiana. Esta deriva se detecta sobre todo en la arquitectura moderna, obsesionada por la utilidad de los edificios, y construyendo edificios feos, con fecha de caducidad y con un futuro de abandono. 

La siguiente reflexión que plantea Scruton es "la contemplación y no posesión de la belleza", poniendo como ejemplo "El Nacimiento de Venus" de Botticelli, donde el florentino retrató a una mujer de la que estaba enamorado. Por ello, Scruton defiende la idea de que la belleza yace más allá del deseo sexual, y podemos encontrarla no solo en gente joven, también en un rostro de avanzada edad como los retratos de gente común realizados por Rembrandt. Solo necesitamos ojos para verla y corazón para percibirla. Igual que encontramos belleza al ver un niño pequeño, ante un paisaje, una canción o un poema.


El documental termina poniendo sobre la mesa la capacidad que tiene el arte para mostrar belleza dentro de terribles escenas como puede ser una crucifixión y dentro de escenas banales como puede ser una cama desordenada. Concretamente cita la "Cama deshecha" de Delacroix como símbolo de la condición humana, y la facilidad que tiene la obra de conectar con nosotros, porque nos resulta totalmente familiar. Sin embargo, contrapone esta cama con la de Tracey Emin, donde muestra una vida moderna desordenada, una obra que no es hermosa, que solo muestra una sórdida realidad, literalmente una cama sin hacer que si la vieras en un contenedor no le prestarías importancia.

5 puntos clave de Why beauty matters:

· Es un documental que hace reflexionar sobre la posible transformación del concepto de belleza no sólo en el arte, sino en la vida en general.  

· En el siglo XX la sociedad dejo de buscar la belleza como canal de comprensión del mundo y de su entorno. 

· El arte contemporáneo no persigue la belleza.

· El concepto de "profanación estandarizada" para definir una parte del arte de nuestros días, donde sólo la transgresión es lo que hace valiosa a una obra, y donde aquellos que intentan aunar lo sagrado y lo bello son vistos como pasados de moda. 

· Un bonito paisaje, una pieza musical, un poema, siguen siendo pequeños resquicios de belleza que podemos seguir disfrutando.


Sección: 30 Domingos de Arte en el cine


No hay comentarios :