29 jun. 2014

Beautiful Losers #Arteenelcine

Decimotercer domingo de la sección #Arteenelcine

Beautiful Losers

Aaron Rose y Joshua Leonard
2008


Este documental hace un homenaje al arte que existe más allá de los grandes museos y las conocidas bienales, en concreto, al arte producido bajo el famoso movimiento DIY (do-it-yourself) y la influencia del mundo del skate, el grafiti y la música underground.

Aaron Rose decidió con Beautiful Losers mostrar artistas de este tipo de arte, tales como Shepard Fairey, Thomas Campbell, Cheryl Dunn, Harmony Korine, Geoff McFetridge, Margaret Kilgallen, Clara Rojas, Mike Mills, Barry McGee, Ed Templeton o Deanna Templeton. Una serie de artistas de Nueva York que en la década de 1990 crearon un arte alternativo al "oficial" mientras se forjaban una identidad propia sin proponerlo.

Del DIY a ser el centro de atención

A lo largo del documental Rose se hace eco a través de diversas entrevistas, como estos artistas nunca pensaban en llegar a ser reconocidos o admirados dentro del mundo del arte. Por ello se mostraban altamente sorprendidos cuando empezaron a llamarles para crear obras de arte públicas, diseñar productos o hacer anuncios de diversos productos.


Aaron Rose, fue una de las personas que formó parte de aquel grupo de artistas. En Nueva York, sin pretenderlo, empezó a organizar exposiciones con unos amigos, la gente se empezó a interesar por los trabajos que exponían y finalmente atrayeron a la prensa, así nació su galería: Alleged Gallery. Sin embargo, también reconoce que hubo artistas que fue perdiendo ya que fueron llamados por galerías con mayor trayectoria para ser representados.

 

En este documental, Rose acaba plasmando lo que se conoce como la primera generación del underground estadounidense, y cómo su fama fue creciendo. Es significativo ver cómo se unieron toda una serie de personas sin miedo al error, huyendo de la perfección artística y produciendo un arte particular que reflejaba lo que cada uno de ellos sentía y la influencia e inspiración que acabaron teniendo entre ellos. Su satisfacción era saber que alguien estaba aprendiendo con lo que estaban haciendo.

En 1992 hicieron una exposición con tablas de skate, tuvieron muchísimo éxito, incluso una galería de Los Ángeles mostró interés en reproducir la exposición allí.


En conclusión, el DIY ha existido, existe y existirá siempre en mayor o menor medida, aportando nuevas ideas y perspectivas y generando cambios. Pero es importante como señala Mike Mills, abrirse a todo tipo de creaciones en el mundo del arte para poder decir "esa obra es extrema" frente a un "esa obra apesta".



5 puntos clave de Beautiful Losers:

· Beautiful Losers muestra cómo la cultura de la calle llegó a ser de interés para el mundo del arte pasando a ser expuesta en galerías y museos.
· Aaron Rose plasma esa necesidad que tenía un grupo de personas en hacer arte, más que querer vivir del arte. 
· Este documental se convierte en un emblema del movimiento DIY, al mostrar a un grupo de personas que empezaron a hacer arte sin ningún fin comercial o publicitario, únicamente porque querían hacerlo, sin ninguna barrera, sin formación ni conocimientos sobre el sistema del arte.
· "Soy un pensador visual, para mi la vida no consiste solamente en problemas. No me importa que haya personas que vean que es tonto pintar. Esto me hace sentir bien, por eso tengo que pintar, para mí tiene sentido".
· Una de las frases finales de Aaron Rose en el documental: "Poder mirar a los ojos a la gente que viene a experimentar cosas que otra gente está haciendo, y ver esa mirada de asombro o ese sentimiento de amor y emoción e inspiración que se da cuando hay inauguraciones o cuando suceden cosas que te hacen sentir. Esto vale la pena. Espero que los ayude a sonreír o darles algo que quizás no hayan sentido antes. Con suerte su vida mejorará. Pero no lo sé, al fin y al cabo, todos somos basura efímera. Hermosos perdedores".
 

Sección: 30 Domingos de Arte en el cine