7 sept. 2014

Frida #Arteenelcine

Vigésimo tercer domingo de la sección #Arteenelcine
Vota por “El Dado del Arte” en el Premio Setdart al “Mejor Blog de Arte 2014”.  

Frida
Julie Taymor
2002


Julie Taymor se basó en la biografía de Frida Kahlo escrita por Hayden Herrera para el guión de esta película que narra la tormentosa relación entre la pintora mexicana Frida Kahlo y el muralista Diego Rivera.

Un trágico accidente 

La película comienza con una Frida Kahlo adolescente corriendo para avisar a sus compañeros que Diego Rivera está en el auditorio de la universidad con una mujer desnuda. A escondidas se adentran y ven a Diego pintando con una modelo posando. Entra posteriormente su mujer con el almuerzo, cabreada por la presencia de la modelo. Discuten y posteriormente se marcha dejando a Diego a solas con la modelo. Frida, escondida en el auditorio grita: "¡Cuidado, Diego! ¡Lupe viene de regreso!". Diego reacciona cogiendo una pistola y gritando que bajen, pero Frida de nuevo le grita: "Sólo estoy manteniéndote honesto, panzón". Esa es la primera vez que escuchamos a Frida llamar "panzón" a Diego, una adjetivo que será recurrente en la película junto con Friducha para referirse a Frida.


En aquel momento se está preparando la boda de la hermana de Frida, y Julie Taymor nos muestra la especial relación de Frida y su padre, conversaciones sobre los sueños de Frida y su parecer sobre el matrimonio.

Un día al salir de la universidad, Frida va con su novio en un autobús, pero tienen un trágico accidente chocando contra un edificio. El parte médico indica que Frida tiene la columna vertebral rota, así como la clavícula y dos costillas, también la pelvis en tres partes y la pierna fracturada. Por ello, durante tres semanas Frida permanece inconsciente en el hospital, al despertar pregunta por Alex, su novio, quien no sufrió tantos daños como Frida. Tras recibir el alta del hospital, la familia de Frida está muy preocupada por su salud, la esperanza de que vuelva a caminar es mínima por ello su padre lucha por conseguir dinero para otra operación, pero su mujer es más pesimista.


Un día recibe la visita de Alex, le lleva rosas y libros de Spengler y Schopenhauer, le comenta que sus tíos le han invitado a visitar Europa y entre sus planes está quedarse a estudiar en París. Frida enfadada lo echa de su cuarto.

Frida busca la opinión de Diego

"Ahora soy una carga, pero algún día espero ser una lisiada autosuficiente" le dice Frida a su padre cuando le pregunta nuevamente por su futuro. Sus padres le hacen un regalo muy especial: un caballete para la cama. 


Tras quitarle el yeso del cuerpo, Frida se desplaza en silla de ruedas, hasta que un día consigue volver a caminar. Con un bastón se dirige a la universidad para presentarle a Diego su obra. Le vuelve a llamar "panzón" y consigue que baje a ver sus obras.

Frida: ¿Señor Rivera? ¡Diego!
Diego: ¿Quién es y qué quiere?
Frida: Tengo algo importante que discutir con usted.
Diego: Estoy trabajando.
Frida: Entonces lo espero.
Diego: No tengo tiempo para platicar con colegialas.
Frida: No soy una colegiala, panzón.
Diego: Está bien, suba.
Frida: No, baje usted.
Diego: ¿Qué?
Diego: Eres la chica del auditorio.
Frida: Sí, pero eso no tiene nada que ver. Sólo quiero su opinión.
Frida: Tengo que ganarme la vida. No puedo divertirme  sólo por vanidad. Si soy mala tengo que hacer otra cosa para ayudar a mis padres.
Diego: Deje la mejor aquí. Váyase a su casa y pinte otra. Si esta es buena, veré la otra en mi día libre.


Al cabo de unos días Diego Rivera se presenta en casa de Frida Kahlo para felicitarla por sus pinturas, animarla a continuar pintando e invitarla a una fiesta. Allí Frida habla con Lupe, la exmujer de Diego "Diego encuentra la belleza en todas tus imperfecciones" le dice aconsejándola no caer en los encantos de Diego. Mientras el muralista está hablando con su eterno rival, David Alfaro Siqueiros (interpretado por Antonio Banderas).

Diego quiere casarse con Frida

Diego y Frida se hacen muy amigos y un día Diego la invita a subir a su casa. Frida acepta con la condición de que sólo serán amigos, aunque será la primera en incumplir la promesa. Diego se siente muy atraído por Frida, ella es capaz de pintar desde el corazón, pero Diego solamente lo que ve, el mundo exterior. Esta admiración de Diego por Frida provoca que acabe pidiéndole matrimonio.


Diego: Tendremos que casarnos, ¿sabes?
Frida: ¿Qué?
Frida: Tú no crees en el matrimonio.
Diego: Claro que sí. Ya tuve dos esposas.
Frida: Exacto. No puedes ser leal a una sola mujer.
Diego: Leal, sí. Fiel no. Por desgracia, fisiológicamente soy incapaz de ser fiel.
Frida: ¿De verdad?
Diego: Sí, un médico conocido mío lo confirmó.
Frida: Qué diagnóstico tan conveniente.
Diego: ¿La fidelidad es importante para ti?
Frida: La lealtad es importante para mí. ¿Puedes ser leal?
Diego: ¿Contigo? Siempre.
Frida: Me alegro, porque te amo, panzón.
Diego: Friducha.
Frida: Acepto.

La madre de Frida no ve con buenos ojos el matrimonio de su hija y el muralista por los dos divorcios anteriores de Diego y porque es ateo. Mientras se está vistiendo para la boda, Frida decide cambiar el vestido blanco por uno verde, mostrando de nuevo su enorme personalidad y su inconformismo. Después de la boda, Diego recibe una invitación para tener una exposición individual en Nueva York, Frida acepta ir con él.


Diego y Frida en Nueva York: Rockefeller

La inauguración en el museo de arte moderno es todo un éxito y Diego es invitado a pintar el vestíbulo del Rockefeller. Mientras están en Nueva York, Frida le confiesa a Diego que está embarazada, quien se preocupa por la debilidad del cuerpo de Frida tras su accidente, sin embargo ésta quiere ser madre y Diego apoya su decisión. Un día Diego llega al hotel y se encuentra a Frida rodeada de sangre, en el hospital le confirman que ha perdido el bebe, ella histérica lo reclama y posteriormente pinta la pérdida en un lienzo.



La madre de Frida está muy enferma, por lo que Frida regresa a México, donde poco después muere. Mientras en Nueva York, Diego está recibiendo críticas por haber incluido a Lenin en el mural del vestíbulo del Rockefeller, le piden que lo cambie, pero Diego se niega. Le pagan por su trabajo hasta el momento y poco tiempo después destruyen la pared. Afortunadamente el mural había sido fotografiado por un asistente de Diego, fotografías que le permitieron repetir la composición años después en el Palacio de Bellas Artes de México DF.

Regreso a México

Viendo la cancelación de continuación del mural de Rockefeller y la cancelación de la comisión para Chicago, Frida le insiste en volver a México donde viven en dos casas diferentes.


La hermana de Frida tras divorciarse vive con ella, y le sugiere ayudarla a limpiar el taller de Diego, pero un día se entera que su hermana y Diego mantienen una relación. Frida se va de la casa, se corta el pelo, se refugia en el alcoholismo y se va a vivir con su padre.


Julie Taymor no olvida la importancia del día de todos los muertos en México, en esa celebración vemos a Diego encontrándose con Frida en el cementerio ante la tumba de su madre. Va a pedirle el favor de acoger a Trotski, a quien han otorgado asilo político en México tras expulsarle de Noruega, en casa de su padre. Frida acepta tener a Trotski y a su mujer en casa. Trotski y Frida acaban teniendo una pequeña relación pero Trotski decide finalizarla yéndose a vivir a otro lugar cercano con su esposa, donde meses después lo asesinan. Diego se entera por la propia Frida de la relación, y le pide el divorcio, pero ella se niega a concedérselo. Frida bebe en un bar donde aparece Chavela Vargas cantando y por la noche es detenida por la policía, quieren que confiese dónde está su marido, porque no pueden asesinar a refugiados políticos, ya que se piensa en un primer momento que había sido Diego el asesino de Trotski. Pero Frida niega tener esposo, la encierran hasta que un día llega su hermana a sacarla, gracias a la ayuda de Diego.



La salud de Frida ha empeorado y tiene que llevar una especie de armazón para la espalda, el médico ve que tiene los pies gangrenados por lo que deberán ser amputados. Frida resignada asume su estado pero continúa pintando.

Un día, recibe la visita de Diego quien le pregunta qué tal está y le pide de nuevo que se case con él. Frida enumera todos sus problemas de salud y monetarios a los que Diego responde "Son una buena carta de recomendación" e insiste. Juntos, pintan la casa de su padre de color azul y se vuelven a casar. El estado de salud de Frida es grave, por lo que pasa gran parte de su día en cama.

Su sueño está a punto de cumplirse: realizar una exposición individual en su país. Recibe la invitación, pero tiene bronquitis y el médico no la deja salir de la cama, Diego promete contarle todo lo que ocurra en la inauguración. Pero Frida quiere asistir, por lo que consigue que varios hombres la lleven a la inauguración transportando su cama. Cuando llega interrumpe el discurso de Diego que está explicando cómo conoció a Frida con un: "¡Cállate, panzón! ¿Quién se murió? ¿Dónde está la música?".



En la última escena aparece Frida en la cama regalando un anillo a Diego por sus 25 años juntos, aunque en realidad quedaban 17 días, pero Frida no llegó a tal fecha.



· Interpretación de Salma Hayek en el papel de Frida Kahlo y de Alfred Molina como Diego Rivera.
· Presencia de Chavela Vargas para interpretar el papel de "La Pelona" (Santa Muerte) y para cantar el son istmeño mexicano "La llorona".
· Personalidad de Frida. A pesar de todos los problemas de salud que tuvo desde los 18 años, en pocas ocasiones se la ve quejándose por sus dolencias. Su refugio en la pintura minimizaba su dolor.
· Percibimos que la vida de Frida fue dura a la par que apasionante, pero a la película le falta hacer vibrar más al espectador con la carga emocional que rodeaba la vida de la pintora.
· Combinación de los lienzos de Frida con su vida real, Julie Taymor escoge momentos muy concretos de la obra de Frida para mostrarnos cómo los representó pictóricamente.

Nuevo curso "Cultura en digital" a partir del 06/10. Inscripciones abiertas.